martes, 29 de marzo de 2011

Un paso más en la evolución


¿Cómo sobrevivir a un mundo en cambio perpetuo?

Dejando de ver las cosas como estáticas.

Tras leer el artículo Elearning 2.0, bases, principios y tendencias de Dolors Reig Hernández me surgieron una serie de inquietudes (que me fueron llevando a otras de índole cada vez más abstracto) que me gustaría compartir y que me han llevado, en último lugar, al convencimiento de que efectivamente el hombre va a dar un paso más en la evolución.

En una sociedad como la nuestra, sometida a constantes y vertiginosos cambios, como formadores tenemos la tarea de ayudar a los alumnos a “aprender a aprender”; deben aprender a construir su propio conocimiento, no sólo durante una etapa concreta de sus vidas, sino de manera permanente. Gracias a que nos encontramos en esta sociedad de la información, “sociedad del aprendizaje permanente”, las fuentes de educación y formación se han expandido fuera de las fronteras de la educación tradicional hacia el horizonte de posibilidades que suponen las tecnologías de la información y de la comunicación.

Todos somos conscientes de la innovación en el aprendizaje que han supuesto las TIC; más concretamente la web 2.0 y E_learning 2.0.Gracias a ellas podemos optar a una formación continua en la que el aprendizaje es informal y proviene de diversos medios.

Después de leer numerosos artículos y blogs sobre el valor educativo de la web 2.0 y del E_learning (tradicional y social) empecé a darme cuenta de que en muchas ocasiones se hace mención a Teemu Arina, a su conferencia Homo contextus: connected man and the future of education (2007), al concepto de serendipity learning y a la relación de éstos con la futura web 3.0 (hace una par de semanas no sabía prácticamente nada de la web 2.0, así que vista mi ignorancia, ahora no podía quedarme con la intriga, ¿de qué estarán hablando?).

Y aquí el causante de mi reflexión. El experto en redes sociales finlandés habla de un nuevo hombre cuyas experiencias de aprendizaje van a tener como protagonista el medio informal. Habla sobre la importancia de explorar espacios informales más allá del hogar, el trabajo o la escuela, de una visión de la persona 2.0 como la evolución del Homo sapiens al Homo contextus, el cual tiene la capacidad de trascender las limitaciones físicas por medios de la tecnología de la red. En palabras del autor:

Defino el Homo contextus como el ser humano conectado que supera sus límites cognitivos usando tecnologías. Si a lo largo de los últimos dos millones de años nuestros cerebros crecieron físicamente, a partir de ahora crecerán virtualmente. Usando las palabras de Marshall McLuhan, “la electricidad es, en efecto una extensión del sistema nervioso como una especie de membrana global”.

Con el uso de la tecnología, el hombre está en continua modificación a través de ella, y del tiempo, encuentra nuevas formas de modificar su tecnología. El hombre se está expandiendo para convertirse de nuevo en una persona perfecta, completa, íntegra. Esto se relaciona con lo que llamo Homo contextus.

En relación con este nuevo concepto de hombre propone a su vez un nuevo concepto de aprendizaje, “serendipity learning”. Dolors Reig lo interpreta como el tipo de conocimiento que adquirimos en medios informales, no reglados ni regulados. Si lo aplicamos al conocimiento “sería como decir que el ser humano es cada vez más capaz de aprender de forma autónoma, independiente de las instituciones tradicionalmente vinculadas al aprendizaje formal”

Puesto que las experiencias de aprendizaje de este nuevo hombre van a tener como protagonista el medio informal, la propia red, ésta va a tener que asemejarse todavía más a los procesos cognitivos del hombre. En este punto es cuando hablamos de web 3.0 (o web semántica), un paso más de la tecnología.

Si la web 2.0 (conocida como web social) permitía a los usuarios generar sus propios contenidos con servicios basados en la colaboración en línea y la formación de comunidades para compartir información (lo que ha llevado a un cúmulo de conocimientos), la web 3.0 va a tratar de organizarlos para una mejora en la accesibilidad de la información. Se trata de una nueva etapa destinada a añadir significado a la web. Basándose en los procesos cognitivos del hombre, serán páginas capaces de comunicarse con otras páginas mediante el proceso del lenguaje natural.

Llegados aquí, sólo puedo decir que esta primera inmersión me ha hecho darme cuenta de que realmente la nueva era ya ha llegado y muchos de nosotros somos, o más bien éramos, completamente ajenos a ella. El futuro de la educación radica en la enseñanza libre, en este medio informal de “serendipity” o casualidad que es la propia red.

Ahora me pregunto ¿son nuestros alumnos futuros Homo contextus? ¿Estamos frenando su evolución al mostrarnos todavía reacios a la incorporación de las TIC? ¿Realmente el futuro está en los horizontes abiertos por la educación informal? En ese caso, ¿estamos preparados para afrontar esta nueva visión de la educación? Y en último lugar, como dice Arina Are you too, leaving Homo sapiens to become Homo contextus? (¡Yo todavía no!) Al resto de preguntas, supongo que el tiempo lo dirá.

Laura Gutiérrez Flores

Enlaces de interés:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada